Ver y oír

La visión es mucho más rápida que la palabra. Esa frase no es mía, ni tampoco de Clarice, pero ella la escribió. La pongo así, desnuda, sin esas comillas estorbosas y artificiales, para intentar comprobar su verdad. ¿Qué vemos antes de digerir las palabras? ¿Qué vemos antes de descifrar las letras y procesar los significados? Nada. O todo, responde Juana, la mujer que es escrita por Clarice, la mujer que ve y oye todo, que ve y oye nada. Muchos pueden ser los temas de la obra de esta escritora brasileña: el amor, la soledad, la eternidad, la ausencia de Dios, la alegría, la tristeza, el cuerpo transparente e impenetrable de la mujer… pero uno solo es el tema de la obra de esta escritora brasileña: el lenguaje. Me atreveré, tentativamente, a agregar: el problema del lenguaje.