El mundo actual es producto de la Guerra del Pacífico, tanto o más que la de Europa, y, por tanto, del ataque del 7 de diciembre de 1941. A pesar de que las historias de la II Guerra Mundial suelen centrarse en el continente europeo y, sobre todo, en la perspectiva estadounidense ―en buena medida, gracias a Hollywood―, una mitad entera del Globo ―y la mitad de su población― padeció la guerra durante mayor tiempo y con peor intensidad que las potencias occidentales. Más aún, fue el 7 y 8 de diciembre de ese año, cuando Japón atacó a los estadounidenses en Hawái y desató su propia Blitzkrieg que la guerra se tornó, verdaderamente, mundial.

En Argentina, el gobierno de Alberto Fernández ya se comprometió a adquirir 15 millones de dosis de la vacuna rusa conocida como Sputnik V. Sin embargo, la noticia de que el presidente Vladimir Putin no se la aplicará por estar contraindicada a mayores de 60 años, cayó como un balde de agua fría al país sudamericano, el cual se preparaba para iniciar la vacunación masiva a los grupos más vulnerables, incluidos adultos mayores, a finales de este mes.

El general en retiro Salvador Cienfuegos, protagonista del caso de corrupción militar más comentado del 2020, fue señalado por el ex jefe de operaciones de la DEA (Drug Enforcement Administration) Mike Vigil por colaborar con el narcotráfico y por colocar a varios de sus allegados en puestos clave para seguir apoyando a la delincuencia organizada, específicamente el cártel H2 ligado a los Beltrán Leyva.

Ha sido una semana agitada en la opinión pública. En México y el mundo, la incertidumbre en torno a las elecciones presidenciales de Estados Unidos ha sido el tema. ¿Qué sabemos al día de hoy? ¿Qué reflexionar de lo acontecido? ¿Cómo impacta en México?

La reportera del Financial Times Jude Webber publicó un artículo donde señala la inequidad salarial y de oportunidades que existe entre los hombres y las mujeres mexicanas. De acuerdo con el texto, basado en una investigación publicada en la Revista de Economía Mexicana de la UNAM, cuando las mujeres comienzan a tener una familia o se encuentra en una edad reproductiva, tienden a afrontar mayor carga laboral en el hogar. Usualmente esta carga está relacionada con el cuidado de la familia y las labores domésticas. Esto posiciona a las mujeres mexicanas como las que realizan más horas de trabajo en la región y, aunado a esto, señala que en comparación con los hombres, el doble de mujeres han perdido sus trabajos desde que comenzó la pandemia.

Como mexicanos, quizá las únicas otras elecciones presidenciales que deberían de importarnos son las estadounidenses. ¡Qué historia se teje entre ambos países! Sabemos que no solamente es nuestro socio comercial más importante, sino que es un país clave en políticas tan diversas como las de seguridad, migración y medio ambiente. Lo que se decide en Estados Unidos pesa en México; y lo que se decide en México le interesa mucho a Estados Unidos. Dicho directamente: existe una interdependencia asimétrica entre ambas naciones que hace vitales sus relaciones políticas. Por ello nos interesan las elecciones del próximo 3 de noviembre. ¿Cómo luce el panorama?

Ni por donde comenzar. Con Estados Unidos tenemos una relación tan profunda y superflua que es entendible que nos perdamos. Desde hace algunos años, los medios suelen recurrir a los grandes indicadores económicos y comerciales, a los pleitos políticos y a la firma de tratados para conocerla, pero con ello quizá apenas rozan la superficie. Como ninguna otra nación del planeta, estamos ligados a los Estados Unidos de Norteamérica. En todo nos vinculamos: migración, negocios, historia… Pero nuestros intereses nacionales no son los mismos. Si nos ponemos serios, es fácil ver que nuestras culturas son sustancialmente distintas, comenzando por el lenguaje, a pesar de consumir tanto de ellos en la televisión. Y si recorremos uno por uno los “temas importantes”, veremos que en pocos nos alineamos, que la proyección mutua es ínfima. ¿Bajo qué clave entender esta compleja relación?

Etiquetado bajo: , , ,