¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

CREAR MI CUENTA

La habitación de Samsa

Vivimos en la época de los extremismos. Según los preceptos de nuestra religión dualista, debemos, por un lado, confiar ciegamente en los procedimientos y las abstracciones y, por otro, adorar al individuo y sus pulsiones inexorables. Hemos construido así la prisión perfecta: la sociedad egocéntrica. En 1939, Carl Gustav Jung hacía el diagnóstico de esta civilización desencantada: “Somos neuróticos porque nos falta vida simbólica”. En esta habitación aparecen dos puertas: una falsa, otra verdadera. Esa puerta azul de madera es un símbolo, ¿pero un símbolo de qué? Ábrela y descubrirás qué nos espera más allá. (Por José Terán)

  • Sobre el alma (o las almas)

    En las páginas introductorias a La guerra no tiene rostro de mujer, Svetlana Alexiévich se auto...

    febrero 25, 2022
  • Ecología sexual y el fin de los tiempos

    La historia ocurre en 1992. Korin llega tambaleándose a un bar y comienza a hablarle a un hombr...

    febrero 22, 2021
  • El gato de Iris Murdoch

    Un gato se asoma por debajo de un coche. De pronto, sale de su escondite, se escabulle silencio...

    diciembre 23, 2020
  • El espejo del mito

    Acompáñame en este pequeño viaje mítico. El recorrido seguirá la forma de analema, lemniscata, ...

    diciembre 23, 2020
  • Ver y oír

    La visión es mucho más rápida que la palabra. Esa frase no es mía, ni tampoco de Clarice, pero ...

    diciembre 23, 2020
  • Chagall sueña una escalera

    Según el Génesis, lo primero que creó Dios fue la luz: antes que nada, hubo color. En la propos...

    diciembre 23, 2020
  • Una historia de amor

    Artistas condenados al silencio, películas y series mutiladas, obras de arte censuradas, monume...

    diciembre 22, 2020
  • El silencio de Kafka

    Kafka tenía pedos. A esta conclusión puede llegar cualquiera que lea sus cuentos o una de sus n...

    diciembre 22, 2020
  • Semáforo rojo

    Un día más de la pandemia. Despiertas cansada, como siempre, pero un poco menos que en los últi...

    diciembre 22, 2020
  • El pueblo bueno y sabio

    De las marchas y protestas por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, la imagen m...

    diciembre 22, 2020
  • Dos novelas pederastas

    Ningún deseo es reprobable. Nadie puede ser juzgado por un pensamiento íntimo y secreto, por má...

    diciembre 22, 2020
  • Toda una vida vagando

    Abel vive en un faro con su viejo padre y su madre alcohólica. Se pasea por el muelle viendo lo...

    diciembre 22, 2020
  • Placeres y moralejas

    Visitar el Museo del Prado es toda una experiencia estética y religiosa. Contemplar de cerca la...

    diciembre 22, 2020
  • El diario de Faustina

    Estuve poco más de tres horas en el infierno. Todo empezó como a eso de las 3:30 de la tarde, ú...

    diciembre 22, 2020
  • La sublime sumisión del Islam

    De Houllebecq ya había leído Ampliación del campo de batalla (1994)y había decidido no leer jam...

    diciembre 22, 2020
SUBIR